Saltar al contenido
Juegos Tradicionales

Juegos Tradicionales de Chile

Juegos Tradicionales de Chile

Los Juegos Tradicionales de Chile, van cobrando relevancia con los años, y es que año a año estos juegos típicos cautivan a más seguidores para pasarlo bien con sus amigos, aquí te mostramos un listado de los conocidos:

Trompo

Se trata de un juguete de madera con una púa de metal en la punta. En ella se enrolla una cuerda o lienza y luego se lanza con fuerza y técnica para hacerlo girar y girar. Los competidores pueden hacer una serie de trucos, tanto con la cuerda, como con sus propias manos, o usando incluso el cuerpo, como pasarse el Trompo por debajo de las piernas, o bailarlo en la mano.

Volantín

Son figuras de papel que se elevan por el cielo gracias al hilo enrollado en una carretilla. Se puede competir con la fricción de los hilos entre dos personas. Gana el que  «corta» el hilo del adversario.

El Luche o Rayuela

La Rayuela, consiste en lanzar tejos circulares hacia una raya trazada con tiza en el suelo o una lienza colocada a lo ancho del extremo de la cancha, se pintan figuras en el suelo, numerándolas, para ir saltando con un pie, hasta llegar a por el tejo.

Emboque

Es un juguete de madera con forma de campana con un hoyito de 4 a 5 centímetros de profundidad. Del cuerpo sale un cordón delgado que sostiene un madero. La idea es que éste ingrese al agujero. Se necesita precisión y concentración.

Palo ensebado

Consiste en un palo de 20 centímetros de diámetro y de 5 a 6 metros de alto que se encuentra enterrado en la tierra. El palo debe estar untado en grasa y los participantes deberán trepar para alcanzar el premio que está en la cima. La agilidad es clave.

Las bolitas

Es un juego muy antiguo, tiene su origen en Grecia y Roma, y llega a chile de la mano de los Españoles, con las bolitas se juega a la hachita y cuarta, troya, hoyo, los tres hoyitos, la capital, la capitula, el pique, al picar, la picada, la rumita, al montón, al leoncito, al choclón y la ratonera.  Existen diferentes formas de disparar las bolitas y cada jugador afina su técnica, lanzándolas con la mano o desde el suelo.

El corre l`anillo

Es un juego de origen español, jugado por grupos mixtos en que los niños sentados o de pie con las manos semiabiertas simulan haber recibido un anillo que otro niño, con las palmas de las manos unidas, pasa de mano en mano, hasta el depositar el anillo en alguien que guarda el secreto.

Luego un elegido del grupo debe adivinar a este poseedor, y de no identificarlo correctamente, debe dejar una prenda, la que puede recuperarse tras hacer una penitencia que se fija de común acuerdo por el grupo.

El que adivina pasa a ser el que el que “corre el anillo”. La gracia del juego son las penitencias que generalmente sirven a los primeros escarceos amorosos.

La gallinita ciega

Es un juego infantil de grupo que debe desarrollarse en un área espaciosa, libre de obstáculos para evitar que el participante, que hace el papel de «la gallina» se lastime al tropezarse o golpearse con algo. Uno de los jugadores, le venda los ojos a un compañero con un pañuelo o cinta, el que debe agacharse y esperar que le digan:

Gallinita ciega, ¿que andas buscando?
Y la Gallina contesta:
-Una agujita y un dedal
¿Donde se te perdió?
-En el arenal
Yo lo tengo y no te lo quiero dar.

La “gallinita” es girada para marearla y trata de agarrar a otros participantes quienes le hablan para distraerla mientras trata de “pillarlos”, cuando esto ocurre la gallinita se saca la venda de los ojos y es el “pillado” la que debe seguir con el juego.

El rún run

Está comúnmente hecho de botones pero los niños más osados lo fabricaban con tapas de botella aplanadas en los rieles por las ruedas del tren. Consiste en tomar dos hilos de 40cm aproximadamente e insertarlos al medio de los
orificios del botón, estos hilos deben trenzarse de tal forma que, con movimiento y ritmo, este botón gire a gran velocidad. El hilo hace de elástico, y al acercarlo al oído este hace un delicado sonido que semeja un rún rún rún rún.

“La del Diez”

Juego con pelota de goma, propio de las niñas, que consistía en lanzar la pelota contra la muralla para arle botes en una secuencia ordenada y que combinaba maravillosamente diversión y ejercicio. La jugadora que iniciaba la secuencia perdía su turno al caer a pelota al suelo, retomándola luego de que lo mismo sucediera a su compañera.

Se jugaba de acuerdo a una pauta de movimientos que era la siguiente:

10 mano abierta
9 palmas juntas
8 puños juntos
7 una mano empuñada
6 por detrás de la espalda
5 aplaudir y dar bote
4 palma abierta de abajo hacia arriba
3 de espaldas a la muralla
2 con la parte baja del puño
1 dándose una vuelta completa

Pallalla o Payaya

Se juega con cinco piezas que pueden ser piedrecillas, bolitas, granos de maíz o cuescos. Se toman con una mano lanzándolas hacia arriba y recogiéndolas al vuelo con la palma de la mano hacia abajo sin que caiga ninguna.

Se repite la operación dejando caer cuatro y la que queda en el dorso de la mano, se impulsa nuevamente hacia arriba para para recoger las otras, en el dorso de la mano, sin perder la que cae.