Saltar al contenido
Juegos Tradicionales

El trompo

El trompo, o peonza, la historia del trompo es algo incierta aunque se sabe que su existencia comenzó con el uso de peonzas en el año 4000 a. C. Ya que se han encontrado algunos indicios de esta época, ejemplares encontrados que fueron elaborados con arcilla, a la orilla del río Éufrates (Turquía). Hay rastros de trompos en pinturas y piezas de arte muy antiguas, también en algunos textos literarios que citan el juego. En América Latina, este juego se ha extendido de norte a sur en las distintas culturas que la integran. Por cierto parece ser que hubo mucha constancia de trompos en Perú desde tiempos prehistóricos.

Descripción

El trompo
El trompo

Es un juguete fabricado por un solo material pero que existen un gran número de modelos y estilos, los cuales están fabricados de varios materiales, este tiene en su parte inferior una punta que sobre la que se sitúa su centro gravitatorio de forma perpendicular. Se equilibra sobre un punto gracias a la velocidad ubicada en sus ángulos, esto permite el desarrollo del efecto giroscópico.

Como se juega con el trompo

Para jugar con el trompo  se debe seguir los siguientes pasos, primer paso es enrollar la cuerda alrededor del cuerpo del trompo. Se enrolla con el cordel de forma paralela al trompo, sujetándolo con los dedos de una mano y con la otra mano se comienza a enrollarlo de forma vertical creando bandas paralelas de tal manera que se termine recubriendo toda la superficie del cuerpo. Para ello se presiona en una hendidura que hay entre la punta y el cuerpo, está hecha para permitir dejar la cuerda tensa mientras se enrolla. Hay múltiples formas de competir jugando trompo de manera grupal e individual, por ejemplo si jugamos individualmente tendremos que recurrir a trucos y movimientos hábiles para sumar puntos y quedar por encima del contrincante.